MADONNA O ESTHER Y LOS FAMOSOS MUNDANOS SEDUCIDOS POR LA KABBALAH



OPINION DE LA CRISTIANDAD




VISTO EN: SANTA IGLESIA MILITANTE

Si bien en un principio pudo parecer una excentricidad más de Madonna, lo cierto es que la diva del pop hasta el momento no ha abandonado su fe en la Kabala y se ha convertido en un referente de esta nueva movida espiritual que gana cada día más adeptos. Su llegada a la Argentina, de hecho, además de generar un verdadero furor entre sus fanáticos, también ha motorizado distintos encuentros de parte de los seguidores de la Kabala en nuestro país. ¿Una religión? ¿Un método filosófico? ¿”gimnasia espiritual” como lo llaman algunos? Sea uno o lo otro, lo real es que el culto que acaba de popularizar la diva del pop gana cada día más adeptos y es mirado con mayor inquietud en todo el mundo.

Según afirma el medio digital argentino Quilmes Presente, a caballo entre la astrología, la numerología y la psicología, la Kabala ha pasado en poco tiempo de ser la pasión de unos pocos a convertirse en un auténtico fenómeno que ha cautivado a numerosas estrellas de Hollywood, desbancando incluso a la poderosísima Cienciología con Tom Cruise a la cabeza. Elizabeth Taylor, Madonna, Demi Moore o David Beckham son algunos de los personajes que se han sumado a esta nueva tendencia espiritual.

Los artistas y demás seguidores de la Kabala (en la tradición judía, sistema de interpretación mística y alegórica del Antiguo Testamento) suelen participar en sesiones de estudio y meditación. En nuestro país, uno de los referentes es la artista Reina Reech, quien incluso dejó entrever en los últimos días un probable encuentro de Madonna con los kabalísticos argentinos. Madonna, cada día más interesada en la mística judía y quien incluso prefiere que la llamen con el nombre de la bíblica reina Esther, ya no ofrece conciertos los viernes por la noche para respetar la jornada sabática judía, y algunas informaciones apuntan a que también respeta las estrictas reglas judías de alimentación.




Pero como se dijo no sólo Madonna se gasta millones de dólares en el Kabbalah Centre, el imperio del rabino Philip Berg que ha abierto una nueva sucursal en Londres gracias a los donativos de la cantante. Actrices como Elizabeth Taylor, Demi Moore, Barbra Streisand, Gwyneth Paltrow, Diane Keaton o deportistas como David Beckham también han encontrado en la Kabala una suerte de “camino alternativo”.

Elizabeth Taylor asegura que le ha dado una luz para atravesar las tinieblas. A Demi Moore, dice, el aprendizaje cabalístico le ha enseñado a valorar las cosas que verdaderamente son importantes. La cuestión es que, con su mezcla esotérico filosófica, está ganando simpatizantes más allá de los EEUU, gracias sobre todo a su extendidísima difusión por internet.

La web del Kabbalah Centre es, obviamente, una de las más visitadas. Desde sus páginas se accede tanto a textos kabalísticos como al sitio de la fundación benéfica con proyectos humanitarios para Asia. Sin embargo, más allá de los textos y actividades benéficas, el merchandising kabalístico mueve miles de dólares: libros, cd, estatuillas, velas, postales, calendarios, y sobre todo, el accesorio estelar: la pulsera de hilo rojo contra el mal de ojo, que se vende al módico precio de 26 dólares la unidad. En definitiva, el Kabbalah Centre es un río de dinero proveniente de los centros repartidos por todo el mundo: una decena en los EEUU y más de cincuenta en el resto del planeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si tienes información sobre el tema, me gustaría conocerla...aprendamos juntos, Bienvenidos....